dokdo

Archivo y recursos

Dokdo, bella isla de Corea

Percepción del pueblo coreano sobre la usurpación de Japón

home > Archivo y recursos > Dokdo, la primera víctima de la usurpación japonesa en la península coreana > Percepción del pueblo coreano sobre la usurpación de Japón

print facebook twitter Share on Google+

Periódico Daehan Maeil Shinbo

"Compromiso de Hwangseong," Daehan Maeil Shinbo (21 de noviembre de 1905)

〔Traducción〕

Editorial
“Compromiso de Hwangseong”
Ayer el periódico Hwangseong Shinmun presentó un informe veraz acerca del Tratado de Protectorado Eulsa señalando que Su Majestad el Emperador de Corea se negó apropiada y rotundamente a la petición presentada por el embajador Ito a través de su pronunciamiento imperial; que el palacio real fue objeto de la intrusión multitudinaria de los soldados japoneses, quienes avanzaron hasta muy cerca del trono profiriendo amenazas a su paso; que el embajador Ito chantajeó y embaucó verbalmente a los ministros de la corte coreana para llevar a cabo su cometido; que nuestro vice primer ministro se negó a estampar su sello en el Tratado; también reveló sobre las flagrantes faltas cometidas por cada uno de los ministros en traición a su monarca y sus padres y que conlleva a la pérdida de la soberanía nacional; y que Su Majestad el Emperador nunca concedió su aprobación para la ratificación de dicho tratado.
Este periódico también expuso su opinión de que, debido a que el Emperador no concedió el permiso imperial para la concertación del tratado y el vice primer ministro no estampó su sello en él, este sería inevitablemente nulo. Seguramente los redactores habrán previsto de antemano las dificultades que afrontarían en caso de difundir su informe. Sin embargo, no lo censuraron y decidieron distribuirlo a primera hora de la mañana. Se mantuvieron en sus puestos y esperaron el devenir del destino. En efecto, la policía japonesa y otros vinieron a arrestar a Jang Ji-yeon, director del periódico en cuestión, y suspendieron su publicación.
¡Oh! Los trabajadores de Hwangseong Shinmun no solo no renunciaron a su deber como periodistas sino que también se manifestaron justa y rectamente ante el mundo en representación de todos los coreanos. Al leer el artículo editorial titulado "Bangseong Daegok” (Un día de amargo lamento), no habrá nadie en todo el Imperio coreano que no deplore profundamente (la situación del Imperio de Corea), e incluso cualquier persona justa y de buen corazón, sin importar en qué lugar del mundo se encuentre, la lamentará y se sentirá apesadumbrada. ¡Oh! Si tuviéramos que medir qué es lo más brillante, entonces las plumas de los periodistas de Hwangseong Shinmun bien podrían equipararse al sol y la luna.

〔Texto original〕

Original Text